Arterioesclerosis y arteriopatía degenerativa

Debido a la edad, tabaquismo, diabetes mellitus, aumento de los niveles de colesterol en sangre, hipertensión arterial y otros factores de riesgo, las arterias de nuestro organismo tienden a envejecer. Este envejecimiento arterial consiste en el depósito e infiltración de sustancias lipídicas y calcio en las arterias de mediano y gran calibre, también conocido como arteriosclerosis o arteriopatía degenerativa. Provoca una reacción inflamatoria y migración de células lisas de la pared arterial, que van produciendo estrechamientos de la luz arterial. Estos engrosamientos se denominan placas de ateroma.

Pueden afectar a todos los territorios del organismo, pero con especial predilección por las arterias del corazón (coronarias), de las piernas (arteriopatía periférica), carótidas y arterias cerebrales y viscerales.

Su diagnóstico de forma precoz permite establecer tratamientos que previenen o enlentecen su progresión (control de los factores de riesgo, mediación antihipertensiva, antiagregante, control de los niveles de azúcar y colesterol en sangre, etcétera), así como vigilar su posible progresión. Según la clínica o molestias que produzcan estas lesiones arteriales, también se puede modificar el tratamiento médico, y en algunos casos requerir tratamientos más agresivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>