Isquemia aguda

La isquemia aguda consiste en el déficit de aporte de sangre arterial a una extremidad de forma brusca. Habitualmente se produce por la mobilización de un coágulo desde el corazón (en pacientes que habitualmente sufren arritmias cardíacas) hasta las extremidades inferiores o superiores, aunque puede afectar a cualquier parte del organismo o ser de otras causas.

Produce de forma brusca una sensación de frialdad, dolor, palidez, pérdida de mobilidad y sensibilidad en esa extremidad. Si no se restablece de forma urgente el aporte sanguíneo, puede derivar en consecuencias irreversibles e incluso comprometer la viabilidad de esa extremidad. Por ello, es una urgencia y se debe consultar a un especialista en la mayor brevedad de tiempo posible. Su tratamiento habitualmente consiste en una intervención quirúrgica para quitar dicho coágulo y restablecer el flujo arterial en la extremidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>