Manejo y colocación de catéteres venosos centrales para hemodiálisis

Los pacientes que requieren tratamiento crónico mediante hemodiálisis debido a una insuficiencia renal terminal, requieren un acceso vascular de larga duración. Este acceso se puede realizar de dos modos:

- Catéteres venosos centrales: se trata de catéteres que se colocan percutáneamente por una vena profunda (habitualmente la vena yugular, subclavia o femoral), tunelizando subcutáneamente un segmento del catéter hasta su salida a la piel. Mediante este tipo de catéteres disminuimos en gran medida el riesgo de infección de los mismos, consiguiendo altas tasas de permeabilidad, y así permitiendo una diálisis efectiva y duradera. Se trata de una intervención que se realiza en quirófano bajo anestesia local y sedación, sin necesidad de hospitalización.

- Fístulas arteriovenosas: éste es el mejor método para conseguir las hemodiálisis crónicas. Consiste en la unión entre una arteria y una vena superficial, consiguiendo altos flujos en ésta, que será puncionada durante las sesiones de hemodiálisis para conseguir flujos suficientes para dializar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>