Cálculo de la edad vascular (CIMT)

¿Qué es la edad vascular?

La arteriosclerosis afecta a las arterias de nuestro cuerpo de forma progresiva con la edad. Sin embargo, sobretodo por el efecto de los factores de riesgo cardiovasculares, éstas pueden envejecer más rápidamente, y este envejecimiento se relaciona con un mayor riesgo de eventos cardiovasculares (infarto de miocardio, accidente vascular cerebral, etcétera).

El cálculo de la edad vascular nos permite calcular a que edad corresponden las arterias de un individuo, y así poder calcular su riesgo cardiovascular real incluso en estadios precoces, antes de la aparición de síntomas o eventos cardiovasculares.

 ¿Cómo se calcula?

El cálculo de la edad vascular se basa en la medida del grosor de las dos primeras capas (íntima y media) de las arterias carótidas comunes distales (Carotid Intima Media Thickness: CIMT), a nivel del cuello. Para este examen se utiliza tecnología basada en ultrasonidos, que además de medir el grosor íntima-media, nos permite detectar la presencia de placas ateroscleróticas carotídeas o estenosis carotídeas (que indican, además, estadios avanzados de aterosclerosis generalizada).

Es una exploración no invasiva, segura, no dolorosa, disponible, repetible y a bajo precio. Sin embargo, utiliza equipamiento ultrasonográfico sofisticado y requiere ser realizado e interpretado por personal experto.

Además, si al cálculo de la edad vascular le añadimos otros datos de factores de riesgo (colesterol, tensión arterial, tratamiento seguido), podremos calcular también el riesgo cardiovascular ajustado a la edad vascular, pudiendo establecer el riesgo de sufrir un infarto de miocardio en los próximos 10 años.

 ¿Quién debería realizarse un estudio de la edad vascular?

El estudio de la edad vascular es especialmente apropiado para individuos que no sufren una patología cardiovascular avanzada, pero con riesgo de padecer un evento cardiovascular debido a sus factores de riesgo:

  • Historia familiar de infartos de miocardio o accidentes cerebrales
  • Sobrepeso o inactividad física
  • Fumadores
  • Hipertensión arterial
  • Elevación de las cifras de colesterol total o LDL, o descenso del HDL
  • Elevación de los triglicéridos
  • Síndrome metabólico
  • Diabetes mellitus

Este estudio es menos útil en aquellos individuos que ya sufren una enfermedad cardiovascular establecida (cardiopatía isquémica evolucionada, infartos cerebrales de repetición), puesto que el riesgo cardiovascular de estos pacientes ya está aumentado de base.

 ¿Porqué es importante?

 Varios estudios han demostrado la relación de la edad vascular y el grosor íntima-media (CIMT) con la aparición de infartos de miocardio, accidentes vasculares cerebrales y otros eventos cardiovasculares. La detección precoz de una edad vascular mayor de la esperada, incluso ante la ausencia de otros factores de riesgo, predice un riesgo aumentado de sufrir eventos cardiovasculares.

Esta detección puede ayudar a establecer mejor el riesgo cardiovascular, permitiendo descubrir aquellos individuos de elevado riesgo con o sin otros factores de riesgo. Esta determinación de la edad vascular y del riesgo cardiovascular puede también ayudar a establecer o enfatizar las medidas necesarias para controlar otros factores de riesgo y hábitos de vida saludables en pacientes sin enfermedad cardiovascular establecida, evitando o retrasando su aparición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>