Control de accesos vasculares para hemodiálisis

Aquellos pacientes que sufren insuficencia renal crónica en programa de hemodiálisis, son portadores de accesos vasculares (fístulas arteriovenosas, prótesis arteriovenosas, catéteres venosos centrales o catéteres peritoneales). Las fístulas o prótesis arteriovenosas son habitualmente el mejor método de hemodiálisis, por presentar mayor permeabilidad y menor tasa de infección o trombosis. Sin embargo, también es frecuente que presenten, tras su utilización habitual, aparición de complicaciones: estenosis, dilataciones, aneurismas, hiperaflujo, síndromes de robo, etcétera. Un control periódico de estos accesos mediante inspección clínica y ecografía-döppler nos va a permitir diagnosticar de forma precoz la aparición de complicaciones en estos accesos, pudiendo tratarlos antes de que el acceso se trombose o cause complicaciones irreversibles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>