Angiografía diagnóstica y terapéutica

A pesar de todos los métodos diangósticos de los que disponemos (exploración clínica, ecografía-döppler, índice tobillo-brazo) y de aquellos mínimamente invasivos que podemos realizar (AngioTC o escanner, Angio-resonancia magnética), en raros casos el diagnóstico preciso resulta incierto. En estos poco frecuentes casos, un estudio directamente mediante angiografía nos va a resolver las dudas. Se trata de una prueba que se realiza en el quirórfano o sala angioradiológica, en la que mediante la punción de un vaso y el uso de catéteres, inyectamos un líquido de contraste en el interior del vaso (arteria o vena) para diagnosticar la presencia de enfermedades en el mismo. Se trata de la prueba más fiable de la que disponemos, pero dado que resulta más compleja de realizar y se necesita puncionar el vaso en el quirófano (más agresiva), solo se reserva a casos muy concretos.

Si bien es cierto que como prueba diagnóstica aislada resulta poco habitual, sí es muy frecuente realizarla durante una intervención quirúrgica, ya sea inicialmente para confirmar el diagnóstico antes de realizar la intervención en el mismo quirófano, como durante la intervención (tratamientos endovasculares: angioplastias, colocación de stents o endoprótesis, entre otros) o al finalizar el procedimiento quirúrgica para comprobar el resultado final.

Arteriografía de troncos supraaórticos, que muestra estenosis de stent colocado en el origen de la arteria subclavia izquierda.

Arteriografía de troncos supraaórticos, que muestra estenosis de stent colocado en el origen de la arteria subclavia izquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>